Viaje a Icària

BARCELONA 1987—1992

Transformación Urbanística

El derribo de fábricas y edificios



A principios de agosto de 1987 comenzaron los derribos en la barriada de Icària. Todas las construcciones existentes fueron derruidas, salvo la gran chimenea de Fábricas Folch, y catorce calles también desaparecieron. Dos años más tarde, se realizaron los últimos grandes derribos, con los tres grandes edificios ferroviarios de la Avinguda Icària.

Anteriormente, un equipo compuesto por arquitectos, historiadores y arqueólogos realizó un completo y exhaustivo trabajo de documentación y catalogación de todas las construcciones tanto a nivel arquitectónico como a nivel histórico. Paralelamente, la productora Clara Films SA, llevó adelante un magnífico proyecto de documentación en video. Este trabajo iniciado en 1986, abarca el momento previo a los derribos, con las fábricas y talleres todavía en funcionamiento, las demoliciones y la evolución y seguimiento de todas las obras llevadas a cabo en este sector hasta 1992.

Estas fotografías muestran los trabajos de derribo de las casas, las fábricas y las naves industriales que fueron realizados simultaneamente por las empresas; Cydesa, Destesa y Trilles López. El gran volumen de escombro generado posibilitó que la empresa Destesa montara una planta de reciclaje que en aquel momento, fue la primera que se montó en nuestro país. Este escombro reciclado procedente del derribo –alrededor de un millón de toneladas- sirvió como material de subbase para las calles y las avenidas de la actual Vila Olímpica.

Acabados los derribos,  se inició la fase de saneamiento del subsuelo en la que no sólo se realizó  la extracción de los cimientos de las edificaciones derribadas sino que en muchos casos, hubo que proceder a la descontaminación del subsuelo causada por las fugas y roturas de antiguas cisternas y depósitos subterráneos de aceites y combustibles.

Para más información, ver Sobre el proyecto fotográfico.