Viaje a Icària

BARCELONA 1987—1992

Transformación Urbanística

La nueva red de colectores



El barrio de la Vila Olímpica está situado en un área que debido al perfil topográfico de la ciudad y a la gran densidad de edificación y pavimentación, siempre había estado afectada por graves problemas de inundaciones provocadas por la súbita acumulación de aguas pluviales durante lluvias intensas. No era infrecuentemente que en la Avinguda Icària, después de una lluvía copiosa, el agua cubriera las ruedas de los vehículos.  El proyecto urbanístico iniciado en 1987,  obligó a estudiar y replantear los sistemas de drenaje de las cuencas que vertían las aguas en las playas del levante barcelonés con el fin de evitar estas inundaciones.

Esta importante operación de infraestructura de saneamiento para la ciudad se desarrolló en torno a dos ejes. Por un lado, la construcción de cinco grandes colectores que sirvieran de aliviadero para los ya existentes y evitaran las inundaciones tanto en el distrito de Ciutat Vella como en el barrio del Poblenou. Por otro, la construcción de un nuevo colector interceptor que paralelo al mar y mediante la acción de dos estaciones elevadoras, tuviera la capacidad necesaria para conducir todas las aguas negras hasta la Depuradora del Besós, situada en la actual zona del Fòrum. De esta manera, la intercepción de las aguas sucias antes de su vertido al mar y la regeneración y ordenación de la costa permitió la recuperación de las playas de la Barceloneta, Somorrostro, Nova Icària, Bogatell y Mar Bella.