Viaje a Icària

BARCELONA 1987—1992

Transformación Urbanística

Sobre Icària



Étienne Cabet y el Viaje a Icaria.

Icaria es la isla imaginaria donde el filósofo y socialista utópico francés Étienne Cabet (1788-1856) situó la acción de su relato filosófico Voyage en Icarie, En esta novela publicada por primera vez en 1840, Cabet divulga su doctrina que propugna la instauración de una sociedad comunista basada en ideales igualitaristas de fraternidad y de justicia social donde los bienes son socializados y donde la igualdad entre los sexos es casi total. En Icaria no hay policía, ni tribunales, ni cárceles, ni cafés… Se impone el comunismo pleno mediante una sociedad meticulosamente organizada donde los medios de producción son colectivizados y los bienes de consumo se adquieren mediante bonos de trabajo pues el dinero ha desaparecido. La misma ropa para todos, un solo diario oficial y una vida organizada hasta el más mínimo detalle: levantarse a las cinco de la mañana intercalando las actividades con los descansos reglamentarios y fin de la jornada a las ocho de la noche… El éxito del libro fue instantáneo y llegaron a editarse hasta cinco ediciones. La utopia arcádica descrita en el Viaje a Icaria fascinó a millares de personas sobre todo, de las capas sociales más humildes.

El 1847, Cabet hizo un llamamiento a construir una Icaria real; el 3 de febrero de 1848 partió de Francia un grupo de expedicionarios, entre los cuales había algunos catalanes. Su destino era Texas, donde se les habían prometido tierras situadas junto al Río Rojo. El acuerdo firmado por Cabet con el estado de Texas y la Peters Real State Company estipulaba que debían recibir un millón de acres pero en realidad, recibieron sólo cien mil. Además, estas tierras desconectadas entre sí, se encontraban a 400 km del río y en una región muy inhóspita. Tampoco encontraron construidas las viviendas que se les habían prometido ya que llegaron mucho más tarde de lo previsto. Cada uno de los expedicionarios había pagado 600 francos…

La segunda oleada de icarianos llegó a Texas a finales de agosto; se encontraron sin tierras y regresaron a New Orleans. Por su parte, Cabet se había quedado en Francia retenido por la Revolución de 1848 y no llegó a New Orleans hasta principios de 1849. Para entonces el panorama era desolador y las enfermedades habían causado estragos entre los colonos. Algunos habían regresado a Europa y otros andaban desperdigados por su cuenta y sin contacto con el grupo. Ante esta situación, Cabet y doscientos ochenta discípulos más se dirigieron hacia la antigua ciudad mormona de Nauvoo, Illinois, a orillas del Mississippi y establecieron su República Comunista Icariana. Pero Cabet tuvo que volver a Francia porque los colonos que retornaron lo habían denunciado acusándolo de estafa. Quince meses más tarde, finalmente absuelto, regresó a Nauvoo pero para entonces el caos ya reinaba en la colonia; el trabajo comunal había acabado y los colonos habían restablecido la propiedad privada, repartiéndose las tierras. Las peleas y escisiones internas llevaron a la expulsión del propio Cabet quien fundó una nueva colonia en Cheltenham, Missouri. Agotado y amargado por las frustraciones y las penurias, Étienne Cabet murió el 8 de noviembre de 1856 de una apoplejía.

Sus seguidores siguieron en Cheltenham pero las pugnas entre facciones acabaron con el proyecto apenas seis años después. Otra colonia icariana surgió en Corning, Iowa de un grupo escindido de la comuna de Nauvoo. Esta colonia se mantuvo hasta 1878 pero al final, acabó dividiéndose entre La Comunidad Icariana y La Nueva Icaria. A finales de siglo ambas habían desaparecido y con ellas, el proyecto de la ciudad ideal de Cabet.

Los Icarianos de Barcelona y la Avinguda Icària.

El proyecto icariano tuvo también su eco en el movimiento obrero y libertario de Barcelona. El que fue el inventor del navío sumergible Ictíneo, Narcís Monturiol, fundó en 1847 el semanario La Fraternidad con la intención de difundir el ideario de Cabet. Amigos de Monturiol como el republicano Abdó Terrades, el médico y político Francesc Sunyer y Capdevila y el también político, poeta y compositor Josep Anselm Clavé dieron su apoyo.

Durante esos años, parece que un grupo de cabetianos catalanes fundó una comunidad icariana en el barrio del Poblenou (Pueblo nuevo) nombre por el que popularmente  comenzó a conocerse una concentración de casas levantadas al sur del municipio de Sant Martí de Provençals a partir de la década de 1840-50. Más adelante, el ingeniero Ildefons Cerdà, artífice del plan de reforma y ensanche de Barcelona y hombre de ideas progresistas, se refirió a este barrio como Icaria, en clara alusión a la ciudad ideal imaginada por Cabet. Es  posible que por este motivo,  el Paseo del Cementerio, que desde mediados del siglo XIX comenzaba en la parte alta del barrio de la Barceloneta y acababa en el Cementerio del Poblenou, pasara a denominarse Avinguda Icària  a partir de 1920. Así se mantuvo  hasta 1937 cuando en plena guerra civil, se le cambió el nombre por el de Avinguda de la Revolució Social. Al acabar la guerra en 1939, recuperó el nombre de Icària, aunque no por mucho tiempo.

En 1949, el régimen franquista volvió a cambiar el nombre en esta ocasión, por el de  Avenida Capitán López Varela, uno de los militares sublevados contra la República el 19 de julio de 1936 en Barcelona. Desde el Cuartel de los Docks en la Avinguda Icària 170, López Varela salió a la calle con tres baterías de artillería con el objetivo de ocupar el edificio de Gobernación, la Estació de França y el puerto. Avanzando por la avenida, se encontró con la oposición de la Guardia de Asalto y las milicias anarquistas, entablándose un duro combate en el que resultó gravemente herido. Al acabar el día, la rebelión militar en Barcelona había fracasado. Juzgado en consejo de guerra sumarísimo a bordo del buque prisión Uruguay, al mes siguiente fue fusilado en el castillo de Montjuic junto con otros tres militares sublevados.

Con la muerte del general Franco en 1975 y la llegada de los ayuntamientos democráticos, en 1978 la avenida recuperó el nombre de Icària. La reforma urbanística de la Vila Olímpica iniciada en 1987 supuso la desaparición de una parte importante de esta avenida en tanto que el tramo que se mantuvo a la altura de la Barceloneta, paralelo a la Estació de França, cambió su nombre por el de Carrer del Doctor Aiguadé.

Actualmente, la Avinguda Icària va desde el Cementeri del Poblenou hasta su intersección con el Carrer de la Marina y es la vía central que articula el nuevo barrio de la Vila Olímpica.





  • Ejemplar de  <em>Voyage en Icarie</em> de E. Cabet, editado en París en 1848.


    Ejemplar de Voyage en Icarie de E. Cabet, editado en París en 1848.

  • <em>Voyage en Icarie</em> de E. Cabet


    Voyage en Icarie de E. Cabet

  • Ejemplar de <em>Icaria, Icaria...</em> Escrita por Xavier Benguerel, esta novela recibió el premio Editorial Planeta en 1974.


    Ejemplar de Icaria, Icaria... Escrita por Xavier Benguerel, esta novela recibió el premio Editorial Planeta en 1974.

  • Ejemplar de <em>Nou Viatge a Icària</em>. Publicado por el Arxiu Històric del Poblenou en 1990, colabroraron en su edición; Manuel Arranz, Nicasi Camps, Josep M. Carreras, Carles Guiral, Josep M. Huertas, Joan Carles Luque, Jordi Montaner, Robert Nebot y Xavier Ripoll.


    Ejemplar de Nou Viatge a Icària. Publicado por el Arxiu Històric del Poblenou en 1990, colabroraron en su edición; Manuel Arranz, Nicasi Camps, Josep M. Carreras, Carles Guiral, Josep M. Huertas, Joan Carles Luque, Jordi Montaner, Robert Nebot y Xavier Ripoll.

  • Plano de situación empleado por los almacenes de depósito Crédito & Docks a partir de la década de 1950 cuando el nombre de Av. Icària se sustituyó por el de Av. Capitán López Varela.


    Plano de situación empleado por los almacenes de depósito Crédito & Docks a partir de la década de 1950 cuando el nombre de Av. Icària se sustituyó por el de Av. Capitán López Varela.

  • Grabado de imprenta encontrado en un almacen de <em>Credito & Docks</em> durante su derribo.


    Grabado de imprenta encontrado en un almacen de Credito & Docks durante su derribo.

  • Paquete de acciones encontrado en un despacho de <em>Fábricas Folch</em> poco antes de su derribo.


    Paquete de acciones encontrado en un despacho de Fábricas Folch poco antes de su derribo.

  • Maqueta del sector Icària afectado por los derribos, en el barrio del Poblenou. Esta maqueta pertenece al Departament de Col·leccions del Museu d'Història de Barcelona (MUHBA).


    Maqueta del sector Icària afectado por los derribos, en el barrio del Poblenou. Esta maqueta pertenece al Departament de Col·leccions del Museu d'Història de Barcelona (MUHBA).

  • Detalle de la maqueta. En primer término, los dos ramales ferroviarios, el puente sobre el ferrocarril y el triángulo de edificios formado por Av. Icària, c/ Gasòmetre y c/ del Gas. Maqueta colección MUHBA.


    Detalle de la maqueta. En primer término, los dos ramales ferroviarios, el puente sobre el ferrocarril y el triángulo de edificios formado por Av. Icària, c/ Gasòmetre y c/ del Gas. Maqueta colección MUHBA.

  • Detalle de la maqueta. Cruce de Av. Icària con el Bogatell. En primer término las naves de <em>Motor Ibérica</em>. Maqueta colección MUHBA.


    Detalle de la maqueta. Cruce de Av. Icària con el Bogatell. En primer término las naves de Motor Ibérica. Maqueta colección MUHBA.

  • Detalle de la maqueta. La Av. Icària entre los almacenes de <em>Crédito & Docks</em> y <em>Motor Ibérica</em>. A la derecha destaca la chimenea de <em>Fábriques Folch</em>. Maqueta colección MUHBA.


    Detalle de la maqueta. La Av. Icària entre los almacenes de Crédito & Docks y Motor Ibérica. A la derecha destaca la chimenea de Fábriques Folch. Maqueta colección MUHBA.

Secciones Sobre la web